viernes, 21 de septiembre de 2007

21 años de construccion por alberto espinosa

21 AÑOS DE CONSTRUCCIÓN

Color rosa

Nací en Valledupar el 9 de junio de 1986, sin ningún contratiempo, vivía con mis papas que me daban bastante amor, eran felices con mi nacimiento y yo era el centro de atención entre sus amigos y amigas.

Era feliz a la hora de bañarme y no quería salir de la bañera, además me gustaba mucho la música, brincaba cada vez que sonaba alguna canción. Me sorprendían los colores, los sabores y las texturas, todo me entretenía.

Yo era un niño con mucha energía y me la pasaba brincando, desafortunadamente por esa razón me caí del coche y me partí los dientes de adelante.
Me gustaba el mango, pero era más por subir con mi papa al árbol que por comérmelos.

A mi papa le salio un trabajo en barranca por eso decidimos mudarnos para allá…

Fraccionada mi familia

Llegamos a Barrancabermeja a vivir cerca de mi tío Genaro, en el barrio la floresta.
Todo iba bien, nos mudamos a una casa mas grande a una cuadra del teatro los fundadores y al lado de este, existía un local de “maquinitas” donde iba todas las tarde a jugar mortal kombat .
Paso un tiempo y mi papá llegaba tarde a casa casi no nos veíamos con el, luego empezó a ausentarse, solo venia a visitarnos por poco tiempo, yo veía a mi mamá llorar y me llenaba de rencor con mi papá, desafortunadamente me volví asociable, acabe mis amistades y me encerré en mi mismo, mis notas en el colegio decayeron y mi papá peleaba con mi mamá.
Un día “estallé” cuando mi papá nos quería llevar a conocer a nuestra hermanastra, que acababa de nacer, le dije que no quería ir con el a ningún lado, enfureció y me golpeo. Mi mamá quizo defenderme y la empujo, después de esto creo que reacciono y se dio cuenta de lo que había hecho y se fue.
Lo odiaba demasiado por dejarnos a mi mamá, a mi hermana y a mí.

Mi mamá me llevo al psicólogo a tratar de liberarme de ese rencor hacia mi papá ( cosa que todavía no he podido liberar), y desde allí surgió mi gusto por dibujar, mis primeros trazos fueron un intento de caballero del zodiaco y también hice a los simpsons en plastilina.

A mitad de cuarto de primaria mi mamá decidió que nos vendríamos a vivir a Bucaramanga y eso hicimos.


Nuevo comienzo

Llegamos a Bucaramanga, mi mamá, mi hermana y yo. Vivíamos en bacón del tejar. Entre a terminar cuarto grado en un colegio llamado psicopedagógico mi niño Jesús ubicado en el barrio Fátima, que era cercano a mi casa. Entre a hacer quinto grado al colegio militar general Santander, y ese mismo año me colocaron un aparato que antecedió los brackets, el aparato salía de mi boca y se amarraba a mi cabeza. Por esta razón en el colegio me llamaban “robocop”..
Pase a sexto y los “enanos” nos aliábamos en el descansó para jugar, y así los “altos” no nos molestaban, pero cuando nos encontrábamos solos aprovechaban para fastidiarnos, siempre fue una lucha entre ellos y nosotros “los enanos”.
Nos reuníamos a dibujar dragonball z, jugábamos “mete gol” y leíamos “escalofríos” (de R.Staine).

Un sábado mi mamá salió temprano y me dejo avena, yo la puse a calentar y me quede viendo televisión, paso mucho tiempo y el humo en toda la casa me recordó de la avena, al llegar a la cocina me di cuenta que la olla era inservible; por miedo a un regaño escondí la olla, y empecé a ahorrar para comprar otra y reemplazar la que había quemado. Una amiga de mi mamá que llego de visita desafortunadamente encontró lo que quedaba de la olla, entonces le dijo a mi mamá, cuando mi mamá me fue a decir, yo le entregue la plata antes que todo para que el regaño no fuera duro, pero mi mamá no se puso brava, no frunció el seño, no se cruzo de brazos si no que soltó en risas, porque le conté lo que había sucedido.

Llegó octavo grado y mi notas decaían termine el año debiendo muchos logros y debía recuperarlos en enero para poder pasar al siguiente curso, pero como se venia la instrucción militar la pensión,los uniformes y la matricula aumentaron sus precios, y resulto un problema monetario para mi mamá por lo que me mando a estudiar a san Alberto, donde vivía un tío que se ofreció a mantenerme en mi estadia.

Reto de adaptación

Llegue a San alberto e inicie noveno grado, este primer año fue muy duro para mi, me deprimía constantemente, el dinero que me daban solo lo usaba para llamar a mi mamá. Esta depresión despertó en mi el interés por la poesía, y esto era lo único que me distraía.
Al año siguiente suplante la poesía por los videojuegos (y grave error). Le empecé a gustar a una chica la que me invitaba a su casa todos los días a hacer tareas. Un día nos encontrábamos solos en su casa, ella se acostó en mis piernas y yo empecé a acariciarle el vientre, luego los senos y su entrepierna, ella quería besarme pero por miedo a besar mal no fui capaz de hacerlo y en ese instante llegó su papá que por poco y nos atrapa; ese día las cosas terminaron así. Estuve huyendo de ella un tiempo hasta que nos toco un trabajo en grupo con otras 2 compañeras y fuimos a su casa, habíamos empezado el trabajo, y yo en un arranque de aun no se que decidí acariciarle el entrepierna por debajo de la mesa (para mi era una hazaña), como ella era quien escribía el placer la retorcía y no podía, por ende las otras dos compañeras estaban sospechando, memiraban extrañamente y yo me hacia el que no sabia porque, hasta que una tomo la decisión de mirar debajo de la mesa pero yo rápidamente saque mi mano de su interior. Las cosas volvieron a quedar así. Termine el año y me vine a Bucaramanga paso diciembre y regrese a san alberto a culminar el tan esperado 11 grado. Donde despertó mi lado intelectual, en filosofía iba como un as, al igual que en química y en sociales, creo que era porque veía muy cerca el final de mi estadía en San alberto. Me dedique a leer y leer sobre filosofía, todo lo que el profesor me recomendaba, transcurrido el año me llego el ICFES, en el que ocupe el tercer lugar en el colegio, luego llego la excursión. Viaje con todo el salón a santa marta, donde los 4 días y 3 noches estuve en estado de embriagues. Una de esas estuvimos en una discoteca en la que me ocurrió algo jocoso, tanto alcohol en mi sangre no me dejaba ver bien y lo que creía una “monaza” no era mas que un travestí, y llegue a tocarle el trasero sin saber la realidad hasta que se volteo junto con su novio y querían golpearme, todos mis amigos intervinieron para ayudarme y los dueños de la discoteca pensaron que los que habían iniciado el pleito eran los homosexuales y los sacaron (cabe aclarar que no tengo nada en contra de ellos, pero soy muy hombre). Este acontecimiento fue causa de risa entre mis compañeros durante el resto de año que quedaba, al final fue exonerado del examen final de química y declarado el astro para la química en el salón.

Llego la graduación y yo mas feliz que nunca porque al fin me iba.

“Falta de pantalones”


REGREEESEEE A BUCARAMANGA (grito), inmediatamente mi mamá me hizo pasar papeles para entrar a estudiar química en la UIS y en realidad yo creía que iba a poder con ella pero desafortunadamente no fue así, el calculo y el álgebra se tornaron insoportables. Termine rindiéndome y dejando el semestre botado.
En el conjunto donde vivía empecé a tener amigos y a beber demasiado, cosa que me “descarrilo”, quise estudiar bellas artes desde ese momento, pero me deje presionar de mi familia y termine entrando a tecnología ambiental en la UTS.

En el conjunto conocí a una chica con la que experimente mi primer beso y mi primer “sexo” larelación con ella fue excelente hasta que termino por un chisme que resulto siendo mentira pero ya era tarde ya la había perdido.

Pasaron 2 años y me hastié de ambiental aunque dejo buenas nociones en mí de ecología y manejos de recursos naturales, que fueron las materias que me gustaron. Transcurrido un año sabático en el que lo único que hice fue un curso de caricaturas, que me dio mucha satisfacción y que me ha servido bastante.
al fin convencí a mi familia de entrar a estudiar bellas artes y ahora estoy aquí estudiando para ser un maestro.



Autodiagnóstico

En el ahondar en mi pasado, a medida que llegaban las imágenes de esos tiempos, los iba plasmando en el escrito con el placer de que no solo eran letras sino que también reflejo de mi construcción como la persona que soy ahora.

Cada letra, cada palabra, cada párrafo desatan en mi un sentimiento diferente: rencor, felicidad, dolor, amor, miedo, indecisión. Todo esto se ve reflejado al leer mi historia.

Al observar mi técnica del escrito, se pueden ver errores de puntuación, no creo que hayan errores de ortografía pero eso fue gracias a Word. No soy un escritor y tampoco leo mucho pero me siento orgulloso de mi escrito aunque haya falencias en él.

Plan de mejoramiento


Leer no es algo que hago a menudo, pero apartir de ahora que siento la importancia de la lectura en mi vida, voy a hacerlo porque es de mi interés construirme como una persona que es sensible a lo que lo rodea, y que quiere plantear soluciones apartir de su conocimiento para mejorarse y mejorar el ámbito en el que se desenvuelve, porque ya no me siento obligado a aprender, quiero aprender y voy a aprender.
Mi ambición y mi sed por el conocimiento han despertado, y estas dos cosas, creo, son herramientas importantes para lograr el conocimiento. Por ende mi interés por la lectura y la escritura se ha doblado, y haré todo lo que este a mi alcance para gestionar el conocimiento.

1 comentario:

german chapeta dijo...

La pasión que ha tenido por algunas áreas es ahora importante de tenerla por su nueva carrera, en ella requiere ser lector y escritor. Mucho éxito en esta nueva etapa de su vida.
Calificación 4,3